Clic para ir la la página principal
For English language, click hereEnglish Para idioma Castellano, haga clic aquíEspañol

Buscar    

    Noticias

 

  

Diamantes 

Propiedades Físicas y Opticas del Diamante.

PROPIEDADES FISICAS:

1.- DUREZA: Es de 10 en la escala de Mohs; varía según la cara, la dirección y procedencia del cristal. Se entiende por dureza de un mineral la resistencia a ser rayado por otro. El diamante posee una dureza superior a cualquier otro mineral conocido. No debe confundirse la dureza con la fragilidad, el diamante es frágil y puede romperse en el caso de recibir un golpe.

2.- EXFOLIACION: Presenta cuatro direcciones de exfoliación, según la cara del octaedro.

3.- PESO ESPECIFICO: Es muy elevado (3,52), a pesar de estar constituido por átomos bastante livianos, el peso específico del diamante industrial es inferior.

LAS PROPIEDADES OPTICAS SON:

a) BRILLO: Esta propiedad otorga gran valor al diamante. Es un brillo muy vivo, intermedio entre el brillo del acero muy pulido y el del cristal, destacándose en las gemas incoloras y puras.

b) TRANSPARENCIA: En las piedras puras es tan grande que la luz las atraviesa casi sin perder intensidad.

c) REFRACCION: Es monorrefringente y muy alta (2,417).

d) DISPERSION: Elevada (0,044) posee gran habilidad para reflejar la luz y separarla en los diferentes colores del espectro (rojo, naranja, azul, verde, violeta).

Generalmente son incoloros con algún tinte amarillento, que puede llegar hasta el amarillo intenso o marrón. Los colores saturados son los más apreciados. Los tonos claros tienen un valor inferior, exceptuando los tenues tintes de azul, violeta y rosado que por ser muy raros, son muy codiciados.

Las gemas marrones son muy comunes. Encontramos algunos con tono marrón rojizo, marrón claro y marrón café siendo este último de mayor cotización. Se conoce con el nombre de diamante Canario a una gema con un intenso o saturado color amarillo, se le da el término de diamante Champagne al que tiene una intensa o saturada tonalidad amarillo-verdosa.

Las gemas de color naranja son abundantes. Los diamantes negros son opacos y no son considerados gemas, sino como una curiosidad. Al hablar del color de los diamantes es necesario mencionar la fluorescencia de algunos de ellos. Esta propiedad se pone de manifiesto cuando un rayo de la luz ultravioleta, incide sobre la gema. El color de dicha fluorescencia, para la mayoría de los diamantes es azul. Algunos diamantes al encontrarse en presencia de la luz solar se vuelven fluorescentes y esto les da un tinte algo azuloso que altera su verdadero color, el cual torna a presentarse si se observa la gema a través de la luz artificial, mostrando a veces un marcado tinte amarillo. Como el valor de una piedra con tinte azuloso es superior, podría influir "negativamente" sobre el verdadero costo de la gema.

Los diamantes con coloración reciben el nombre de fantasía, sus precios como se pueden suponer no son superiores al de los incoloros en calidades similares, a menos que se trate de piedras muy bellas y en los tonos menos corriente.

Hoy en día encontramos en el mercado muchos ejemplares cuyo color ha sido tratado mediante radiaciones atómicas. El color de un diamante debe asignarse con luz natural frente al norte geográfico o con un instrumento denominado Diamondlite, con el cual se determina el color exacto.

Un diamante se considera puro cuando al observarse con una lupa de 10 x (aumento), con corrección cromática y esférica no presenta ningún imperfecto externo o interno, los internos reciben el nombre de inclusiones. Las externas pueden generarse "por defectos" en la talla, la cual deja a veces en el cinturón de la piedra fisura o algunas muestras en la superficie de la mesa, y "por defectos" en la cristalización, como son las líneas de crecimiento externo, los naturales son parte de la superficie original del diamante son dejados con el propósito de retener peso.

INCLUSIONES: Se le da este nombre a toda falla, marcas de crecimiento, presencia de otros minerales, fisuras, etc, confinadas en el interior de la gema o que afloren a la superficie. Suelen ser cristales de granate piropo, olivino, circón rodeado de un halo y diminutos cristales de diamantes, que a veces afloran a la superficie, llamados nudos; rara vez grafito.

 

Escuela de Gemologia Americana la tecnología más avanzada
y la mejor capacitación profesional.

INICIO DE PAGINA